Hábitos en tiempos de confinamiento


El confinamiento al que nos hemos visto obligados para proteger nuestra salud, ha puesto de manifiesto la forma en la que tenemos de afrontar la incertidumbre, enfocar nuestra energía y relacionarnos con responsabilidad con nuestro tiempo.


Todas las respuestas a las tres anteriores son formas que nos ofrece esta oportunidad para conocernos y trabajarnos saliendo reforzados de esta situación.


La pregunta nos permite indagar y, sobretodo, hemos de estar atentos a la respuesta:


  • ¿Mis pensamientos ante la incertidumbre son positivos y veo la oportunidad o me estanco en la queja y me centro en la negatividad?

  • ¿Dónde enfoco mi energía:  a alimentar mis objetivos y cómo voy a conseguirlos o bien estoy enganchado/a a las noticias y entro en parálisis por el miedo?

  • ¿Preparo mi día, desarrollo mis rutinas que me empoderan o bien me dejo llevar por la inercia del día y acabo el día vacío y sinsentido?


El hábito de preguntarse y responderse es un comportamiento que aprendemos e integramos y acaba convirtiéndose en nuestro estilo de vida.


Esta es la potencia del hábito y el confinamiento es una excelente oportunidad para cuestionarnos:

  • ¿Qué hábitos me acercan a la salud? ¿Qué hábitos me acercan a la enfermedad?

  • Plantear nuevos hábitos/comportamientos. Teniendo en cuenta que un hábito no es un objetivo con lo que la intensidad que hemos de emplear es menor para poder sostenerlo en el tiempo.

  • Descubrir cuál es la motivación que nos empuja a consolidar un nuevo hábito. Cuanto más potente sea la motivación, más éxito tendremo.

  • Formula el hábito en positivo. Dejar de comer embutido sería poner la atención en lo que no queremos. En cambio, comer 2 piezas de fruta cada día dirige nuestra atención a lo que queremos construir.

Atender al ecosistema del hábito

  • Qué acciones he de hacer para que sea fácil consolidarlo: incluir la fruta en la lista de la compra.

  • Qué acciones que hago no me sirve para consolidar este hábito: hacer la compra con hambre/ comprar ultraprocesados (lo que no tengo en casa, no lo como).

  • Qué pasará el día que la motivación caiga: conectaré con el valor que me movió en su día: subir mi sistema inmune para protegerme en la enfermedad.


Te dejo link a mi espacio y a la entrevista del pasado 3/04 que me realizó Juliana donde hablamos sobre hábitos y confinamiento por si puede servirte de inspiración.


¡Aprovecha la oportunidad para reflexionar sobre tu círculo de la vida!

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo